Telequinesis
 & cTitle &

Aptitud parapsicológica consistente en desplazar objetos con la fuerza de la mente sin tener contacto físico con ellos. Al igual que cualquier otra capacidad parapsicológica como la telepatía, la clarividencia o la precognición, la telequinesis, también llamada psicoquinesis, no está en modo alguno aceptada por la ciencia oficial, lo que no evita que haya sido profusamente utilizada tanto en la literatura de raíz fantástica como en el cine.

Así, cabe reseñar ejemplos tan conocidos como la película MARY POPPINS y la serie televisiva EMBRUJADA, ambas dirigidas al público infantil. Un ejemplo paradigmático de telequinesis es la conocida película CARRIE, dirigida por Brian de Palma, la cual cuenta con una reciente secuela. Dentro de la ciencia-ficción la telequinesis ha estado ligada habitualmente a la aparición de protagonistas con mentes superdotadas capaces de controlar toda una panoplia de fenómenos parapsicológicos vetados para los humanos corrientes, y son numerosos los ejemplos que se podrían mostrar tales como la saga de la Tierra multicolor, de Julian May. La aportación de la ciencia-ficción española viene una vez más de la mano de Pascual Enguídanos y su Saga de los Aznar, en cuya segunda parte aparecen los barpturanos, una antigua civilización dotada de grandes poderes mentales, entre ellos la telequinesis.

A pesar de su aparente similitud, conviene no confundir telequinesis con teleportación y, más concretamente, con la teleportación física, por más que esta última consista en la capacidad de trasladar objetos o personas de un lugar a otro; la telequinesis supone un desplazamiento espacial sin más diferencia con cualquier otro movimiento que la inexistencia de un estímulo físico que lo provoque, mientras la teleportación implica una desmaterialización seguida de una materialización en otro lugar diferente, algo que no tiene nada que ver con la telequinesis tal como ha sido descrita.

© José Carlos Canalda,
(296 palabras) Créditos