Squid

Acrónimo de Superconducting QUantum Interference Device (Dispositivo Superconductor de Interferencia Cuántica). Un SQUID consiste básicamente en un toroide de material superconductor con una pequeña discontinuidad, que se conoce como unión Josephson. Mediante un proceso puramente cuántico puede usarse un SQUID para medir variaciones casi infinitesimales en los campos magnéticos, y por extensión, pequeñas oscilaciones de voltaje, intensidad de corriente y susceptibilidad magnética

Los SQUIDs se utilizan ya hoy en día de forma experimental, especialmente debido al hecho de que no poseemos todavía superconductores realmente eficientes. Si estos materiales fuesen asequibles para trabajar a temperatura ambiente permitirían construir muchos de los gadgets con los que la ciencia-ficción ha estado soñando durante décadas: cascos para medir el pensamiento, sensores ultrasensibles para detectar submarinos desde la órbita, efectores electromagnéticos...

Un buen ejemplo puede encontrarse en el relato JOHNNY MNEMÓNICO, de William Gibson. El protagonista, un correo que transporta datos almacenados en un implante craneal, acaba recurriendo a un delfín equipado y entrenado por el ejército con un calamar (un SQUID), para poder leer la información que lleva y que es inaccesible sin una clave.

© Jacobo Cruces Colado,
(182 palabras) Créditos