Skylab

Estación espacial norteamericana, réplica al programa soviético Salyut. Con posterioridad a la cancelación del proyecto Apolo, a principios de los años setenta, la NASA se replanteó sus objetivos abandonando los vuelos tripulados a la Luna o a otros planetas como Marte para centrarse en proyectos menos ambiciosos, pero probablemente más realistas, tales como la puesta en órbita de una estación espacial o el desarrollo del transbordador espacial

Fruto de esta iniciativa fue el lanzamiento, en mayo de 1973, de la estación espacial Skylab, cuatro veces mayor que sus homólogas rusas y construida aprovechando la tercera etapa del gigantesco cohete Saturno V. Asimismo, contaba con muchas más comodidades para los astronautas que las claustrofóbicas Salyut.

El Skylab fue visitado en tres ocasiones por tripulaciones formadas por tres astronautas, que accedieron a él a bordo las cápsulas Apolo que no habían sido utilizadas tras la cancelación del proyecto lunar. La primera misión se desarrolló, durante 28 días, entre mayo y junio de 1973, y estuvo dedicada a poner operativa la estación. La segunda, con una longitud de 59 días, tuvo lugar entre julio y septiembre de ese mismo año. La tercera y última fue la más larga, 84 días, y transcurrió entre noviembre de 1973 y febrero de 1974. En ambas misiones se realizaron diversos experimentos científicos. Pese a que el proyecto Skylab resultó un éxito, las permanencias en el espacio de los astronautas norteamericanos resultaron ser mucho más cortas que las de los cosmonautas soviéticos.

Debido al rozamiento con las capas altas de la atmósfera el Skylab acabó cayendo de su órbita en julio de 1979, antes de que la NASA pudiera utilizar el transbordador espacial (la primera unidad, el Columbia, no realizó su primer vuelo hasta 1981), tal como había sido previsto, para mantenerlo en órbita alejándolo de la atmósfera.

© José Carlos Canalda,
(301 palabras) Créditos