Refracción

Cambio en la trayectoria de un haz de luz debido a la diferencia de velocidades entre dos medios. En otras palabras, cuando un rayo de luz que viaja a través de un medio pasa a otro medio donde la velocidad de propagación de la luz es distinta, su trayectoria cambia. El efecto de refracción es sumamente conocido, y el ejemplo clásico es el de la pajita para bebidas en un vaso con agua. Mirando el vaso al trasluz parece como si la pajita se cortase hacia un lado en la superficie del agua y estuviese hecha de dos trozos separados.

La cantidad de refracción puede cuantificarse definiendo el llamado índice de refracción, que es el cociente de las velocidades de propagación de la luz en los dos medios. Así, el índice de refracción del agua sería el resultado de dividir los valores de la velocidad de luz en el aire y en el agua respectivamente. Dado que en muchas ocasiones no se conocen estos valores de velocidad, puede determinarse el índice de refracción de forma geométrica.

Existe un interesante ejemplo de refracción en la ciencia-ficción. Se trata del vidrio lento, un material creado por Bob Shaw en su obra OTROS DÍAS, OTROS OJOS. El vidrio lento es un material similar al vidrio, pero con un índice de refracción tan elevado que la luz puede llegar a tardar literalmente años en atravesarlo.

© Jacobo Cruces Colado,
(232 palabras) Créditos