Plóter

Un plóter, o trazador, es un dispositivo que conectado a un ordenador puede dibujar sobre papel cualquier tipo de gráfico mediante el trazado de líneas gracias a las plumillas retraibles de las que dispone. La limitación fundamental respecto a una impresora está en la menor velocidad del plóter y en lo limitado de los colores que puede ofrecer, que se ven limitados por el número de plumillas, bien es cierto que se pueden crear mezclando puntos de distintas plumillas, pero el proceso alargaría aún más la obtención de resultados.

Por el contrario, son imprescindibles en otros usos como el corte de tela (el ordenador, con los patrones memorizados, distribuye las piezas de las prendas por la tela disponible de modo que se aproveche al máximo y mediante un plóter con cuchillas o un láser de alta energía en vez de plumillas efectúa el cortado) o el troquelado de piezas (mediante un proceso idéntico al de el corte de tela) en series limitadas en los que la prensa de molde tradicional resulta excesivamente cara.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(173 palabras) Créditos