Partículas elementales

Se denomina así a las partículas más pequeñas que constituyen la materia. El filósofo griego Demócrito fue el primero en postular que la materia estaba compuesta por pequeñas entidades a las que denominó átomos, pero sólo hasta el siglo XIX fue posible profundizar más en la composición de éstos. Tras el descubrimiento de los electrones y los protones, partículas cargadas, se determinó la existencia de una tercera partícula sin carga a la que se denominó neutrón. A este hito siguió el desarrollo de la energía atómica, y con el desarrollo de la tecnología nuevos estudios que llevaron al descubrimiento de una amplia gama de partículas cada vez más exóticas, llegando a contabilizarse más de 100.

La aparición de la teoría de los quarks durante los años sesenta vino a poner un poco de orden en tal zoológico, y posteriormente otras teorías han servido para predecir y explicar la existencia de nuevas partículas.

Todas las partículas elementales se caracterizan por unos valores característicos de una serie de propiedades que son la masa, la carga y el espín. La mayor parte de las partículas son bastante efímeras, y existen más allá de unas pocas billonésimas de segundo.

© Jacobo Cruces Colado,
(195 palabras) Créditos