Panespermia
Gregory Benford

Teoría propuesta por el químico sueco Svante Arrhenius en 1908, según la cual la vida terrestre no se habría originado en nuestro planeta sino en el espacio interestelar, a través del cual habrían viajado formas elementales de vida que inseminaron la Tierra en un pasado remoto. Esta teoría fue retomada posteriormente por el astrónomo británico Fred Hoyle, quién llegó a postular que la vida llegó a formarse en las nubes de materia orgánica que existen dispersas por todo el espacio.

A esta teoría se le pueden poner varias objeciones. En primer lugar, de desarrollarse en el espacio interestelar la vida debería hacer frente a temperaturas del orden de 270º C bajo cero y a un vacío casi absoluto (del orden de un átomo por centímetro cúbico). De hallarse cerca de una estrella, habría que contar con temperaturas extremas y la exposición a la radiación solar ultravioleta (letal para la vida) y a los rayos cósmicos, que a la larga darían buena cuenta de los microorganismos viajeros. Para evitar estos peligros, podrían ir provistos de gruesas capas protectoras (esporas) o bien crecerían protegidos en las fisuras de los meteoritos o del polvo interplanetario, aunque entonces tendrían dificultades para moverse. En puridad cualquier obra que trate de la llegada de vida con el ánimo de quedarse en nuestro planeta habla de panespermia.

Existen varios ejemplos cinematográficos de este tema. Así LA INVASIÓN DE LOS LADRONES DE CUERPOS (1956), de la que años después se realizaría una segunda versión titulada LA INVASIÓN DE LOS ULTRACUERPOS (1978), narra la llegada a la Tierra procedentes del espacio de unas extrañas vainas vegetales capaces de realizar copias perfectas de los seres humanos existentes en sus cercanías, tras lo cual los hacen desaparecer suplantándolos con estas imitaciones. En LA SEMILLA DEL ESPACIO, adaptación cinematográfica de la novela de EL DÍA DE LOS TRÍFIDOS, de John Wyndham, una lluvia de meteoritos trae las semillas de unas plantas capaces de caminar, evolucionar y sentir cierto interés malévolo por los humanos. En la más reciente EVOLUTION, la panespermia se produce por la caída de un meteorito en nuestro planeta que provoca en la zona que la vida evolucione rápidamente desde sus primeros estadios hasta llegar a los primeros homínidos.

Otras obras de la ciencia-ficción escrita como EL CORAZÓN DEL COMETA, de David Brin y Gregory Benford, toman como parte de la trama que la vida llegó a la Tierra desde el espacio, y en este caso el cometa Halley resulta ser el eslabón perdido de la evolución terrestre. De manera similar la novela EL REFUGIO, de Juan Miguel Aguilera y Javier Redal, se fundamenta en que la vida llegó a la Tierra desde la nube de Oort. LA AMENAZA DE ANDRÓMEDA, de Michael Crichton, tiene también su fundamento en una extraña forma de vida traída del espacio por un satélite

© José Joaquín Ramos de Fco, Jacobo Cruces Colado
(471 palabras) Créditos