Ozono

Estado alotrópico del oxígeno, con una molécula formada por tres átomos de este elemento en lugar de los dos habituales. El ozono es un oxidante muy enérgico y tiene aplicaciones como desinfectante, pero es producto asimismo de la contaminación atmosférica y en concentraciones elevadas puede producir trastornos en el sistema respiratorio.

En las capas altas de la atmósfera existe una capa de ozono, producido por ionización de las moléculas de oxígeno tras choques con radiación de alta energía. Esta capa es un filtro natural de los rayos ultravioleta, que en gran cantidad pueden llegar a ser perjudiciales para la vida.

Recientemente se descubrió en el Polo Sur un agujero en la capa de ozono, lo que hace que la incidencia de rayos ultravioleta sea superior a la existente en el resto del planeta. Aunque no se ha podido determinar con precisión que este agujero se deba a causas artificiales tales como la contaminación atmosférica, sí se sabe que algunos productos tales como los hidrocarburos policlorados o polifluorados (freones o TFC) liberados en la atmósfera reaccionan con el ozono destruyéndolo, por lo que pudieran tener incidencia en el crecimiento del agujero de ozono. Por tal motivo, se ha intentado limitar a nivel internacional la emisión de estos gases.

© José Carlos Canalda,
(207 palabras) Créditos