Objetos del disco disperso

Asteroides recientemente descubiertos (el primero de ellos lo fue en 1996, y actualmente se conocen alrededor de dos o tres docenas) denominados en inglés scattered disc objects o por las siglas SDO. Al igual que los transneptunianos orbitan en los confines del Sistema Solar, con unos radios orbitales por lo general superiores a las 50 unidades astronómicas, pero a diferencia de éstos poseen unas órbitas extremadamente excéntricas y muy inclinadas que los conducen más allá del cinturón de Kuiper, quizá incluso hasta la nube de Oort, razón por la que se ha optado por diferenciarlos. Deben su nombre a que se piensa que, tras originarse en el seno del disco protoplanetario del que surgieron la mayor parte de los cuerpos del Sistema Solar, acabaron siendo dispersados fuera de este disco por las perturbaciones gravitatorias de los planetas gigantes, lo que los convierte por su origen en unos cuerpos probablemente intermedios entre los asteroides y los cometas de período corto. El hecho de que con los centauros haya ocurrido algo similar, pero hacia el interior de la órbita de Neptuno en lugar de hacia el exterior, ha inducido a los astrónomos a incluir a ambos grupos en una única categoría de asteroides, algo que ha sido cuestionado en el seno de la comunidad científica.

Los objetos del disco disperso son unos cuerpos de considerable tamaño, ya que por lo general rebasan los 500 kilómetros de diámetro y algunos de ellos los 1. 000, lo que les convierte en candidatos a formar parte de la reciente categoría de los planetas enanos. El de mayor tamaño de todos los conocidos hasta ahora es Eris, descubierto en 2003 y denominado oficiosamente Xena hasta fechas recientes. Con un diámetro de unos 2.400 kilómetros, es decir, ligeramente superior al de Plutón, en agosto de 2006 fue incluido, junto con éste y con Ceres, en la nueva categoría de planetas enanos.

Además de Eris, los mayores objetos del disco disperso conocidos hasta la fecha son Sedna, descubierto en 2003, con un diámetro estimado entre 1. 200 y 1. 800 kilómetros, y 2002 TC (todavía sin nombre oficial) con un diámetro estimado cercano a los 1.200 kilómetros.

© José Carlos Canalda,
(361 palabras) Créditos