Número atómico

Químicamente se define el número atómico como la cantidad de protones existente en el núcleo de un átomo determinado, que en los átomos neutros coincide también con el número de electrones existentes en la corteza. El número atómico es la magnitud que singulariza las propiedades químicas de cada elemento, ya que éstas vienen determinadas fundamentalmente por el número y la distribución de los electrones presentes en las capas superiores de su corteza electrónica. En la literatura científica se representa el número atómico con la letra Z; así, el elemento químico más sencillo, el hidrógeno, tiene como número atómico Z=1 al contar con un único protón, mientras el del helio es Z=2, el del carbono Z=6, el del hierro Z=26, etc. El conjunto total de los elementos químicos conocidos se agrupa en la tabla periódica, donde éstos están dispuestos en orden creciente según su número atómico, de izquierda a derecha y de arriba a abajo. En ocasiones, al describir un elemento se indica su número atómico con un subíndice situado a la izquierda de su símbolo, aunque en realidad colocar ese subíndice es redundante ya que el número atómico del elemento va implícito en su signo; si éste es, por ejemplo, hierro, cuyo símbolo es Fe, sabemos que su número atómico debe ser forzosamente 26, ya que de lo contrario éste no sería hierro sino otro elemento químico diferente.

© Jacobo Cruces Colado, José Carlos Canalda
(232 palabras) Créditos