Nozomi

Sonda espacial japonesa, cuyo nombre significaba Esperanza. Estaba diseñada para estudiar en Marte fenómenos tales como los efectos del viento solar en su atmósfera y el campo magnético de este planeta, así como para obtener imágenes de Marte y sus dos satélites. Otra de sus misiones era la de probar ciertas tecnologías de nueva creación de cara a posibles misiones futuras. La duración de la misión estaba calculada aproximadamente en un año marciano (casi dos años terrestres), cabiendo la posibilidad de prolongarla durante varios años más.

Lanzada al espacio el 4 de julio de 1998, describió una complicada órbita que incluía varios sobrevuelos de la Tierra y la Luna antes de partir rumbo a Marte. Lamentablemente, un error en la trayectoria provocó un consumo excesivo de combustible que obligó a retrasar varios años su llegada al planeta rojo, estableciéndose ésta a principios de 2004. No acabaron aquí los problemas, ya que una repentina erupción solar dañó de manera irreversible sus circuitos electrónicos en 2002. Pese a los reiterados intentos de los técnicos japoneses por repararla, la agencia espacial nipona acabó asumiendo el fracaso de la misión en diciembre de 2003, en vísperas de su llegada a Marte.

© José Carlos Canalda,
(197 palabras) Créditos