Moléculas

Las moléculas son una de las diferentes formas en las que se pueden agrupar los átomos de uno o varios elementos químicos, y se caracterizan por estar formadas por un número determinado de átomos, siempre el mismo, distribuidos de una forma asimismo determinada. Por ejemplo, la molécula de metano está formada por un átomo de carbono, que está unido a cuatro átomos de hidrógeno, situados en los vértices de un tetraedro imaginario con el carbono en su centro. Si en una molécula cambian el número de átomos, su naturaleza, o se altera la distribución de los mismos, nos encontraremos con una molécula distinta correspondiente a un compuesto distinto.

Un ejemplo del primer caso serían el monóxido de carbono y el dióxido de carbono, dos gases cuyas propiedades químicas son completamente distintas a pesar de que ambos están compuestos por carbono y oxígeno; la molécula de monóxido de carbono está formada por un átomo de carbono y otro de oxígeno, mientras que en la de dióxido de carbono el átomo de carbono está unido a dos átomos de oxígeno. En cuanto al segundo caso, la sustitución de tres de los átomos de hidrógeno del metano por átomos de cloro daría una molécula de un nuevo compuesto, el cloroformo, a pesar de que sigue estando formada por cinco átomos. En cuanto al tercer caso, dos sustancias químicas que cuentan con los mismos átomos, y en la misma proporción, pero distribuidos de diferente manera dentro de la estructura molecular, son conocidas con el nombre de isómeros.

Las moléculas más sencillas son las diatómicas (de dos átomos), bien con un mismo tipo de átomos (moléculas de hidrógeno, de oxígeno, de nitrógeno, de cloro...), bien con dos átomos diferentes (cloruro de hidrógeno, monóxido de carbono...) Las moléculas pueden llegar a ser sumamente complejas, como ocurre con muchos compuestos orgánicos tales como el ADN (ácido desoxirribonucleico), o las proteínas.

© José Carlos Canalda, Jacobo Cruces Colado, (313 palabras)