Mesoplanetas

También llamados por algunos autores Planetas enanos.

Nueva clasificación de los cuerpos del Sistema Solar, introducida por la Unión Astronómica Internacional en 2006, para agrupar a todos aquellos astros que, sin ser satélites, tienen un tamaño intermedio entre los planetas verdaderos y los asteroides. La definición de planeta enano queda establecida conforme a los siguientes criterios:

1.- Es un cuerpo que orbita alrededor del Sol (por lo tanto no es un satélite)

2.- Tiene suficiente masa para que su gravedad propia le haya permitido adoptar una forma esférica, o aproximadamente esférica, a diferencia de los cuerpos menores como asteroides o cometas, de forma irregular.

3.- No ha despejado por completo las inmediaciones de su órbita de otros cuerpos menores, a diferencia de los planetas verdaderos.

En la práctica, y aunque no se han establecido límites concretos para su tamaño, éste vendría a estar comprendido, de forma aproximada, entre el de Mercurio, el menor de los ocho planetas verdaderos una vez consumada la degradación de Plutón, y los aproximadamente 800 a 1.000 kilómetros de diámetro que vienen a ser necesarios para que el astro en cuestión pueda adquirir una forma siquiera aproximadamente esférica.

En un principio se catalogó como planetas enanos a Plutón (que por lo tanto deja de ser el noveno planeta, tal como se había considerado hasta ahora) Ceres (anteriormente el asteroide nº 1 del catálogo) y al objeto del disco disperso 2003 UB, recientemente bautizado con el nombre de Eris aunque durante algún tiempo se le conoció también como Xena. En el verano de 2008 se incluyeron otros dos transneptunianos más, Haumea y Makemake.

Otros posibles candidatos a planetas enanos, amén de los que pudieran ser descubiertos en un futuro, son Sedna, Orco, Quaoar, Varuna, Ixión, Caos y varios más todavía sin nombre oficial, todos ellos transneptunianos u objetos del disco disperso. También se baraja la posibilidad de incluir en esta categoría a los asteroides clásicos Palas, Vesta e Higiea, aunque por encontrarse muy en el límite de los criterios aplicados esto no es seguro. Por último queda por definir el estatus definitivo de Caronte ya que, pese a haber sido considerado satélite de Plutón desde su descubrimiento en 1978, la inusitada proporción de tamaños entre ambos ha hecho que varios astrónomos recomendaran su catalogación como planeta doble o, como otra posibilidad, la consideración de Caronte como planeta enano.

En cualquier caso habrá que esperar algún tiempo hasta que estos criterios se asienten, por lo que es posible que en el futuro nos encontremos con nuevas modificaciones.

© José Carlos Canalda, (421 palabras) Créditos