Mecs
A TRAVÉS DEL MAR DE SOLES

Inteligencias mecánicas de la Saga del Centro Galáctico de Gregory Benford.

Los mecs son el equivalente mecánico de las formas de vida biológicas que conocemos. Físicamente, su descripción más acertada es seguramente insectoide, ya que se nos presentan como seres (o máquinas), que reptan, vuelan, se arrastran, saltan y hacen todo lo que una forma de vida orgánica haría, llenando los nichos ecológicos. Los mecs poseen una inteligencia variable, ya que parecen compartir una especie de inteligencia grupal con cierto grado de independencia. Los hay de comportamiento casi inconsciente, encargados de recolectar materias primas. Los hay encargados de la defensa, como soldados o guardianes. Otros mecs ejecutan tareas muy diversas, pero como no podía ser menos en máquinas que siguen las reglas de Darwin, ciertas clases de mecs han evolucionado para atacar a otros mecs y aprovecharse de sus metales o sus piezas. Existen además ciertos mecs con un grado notable de independencia.

El origen de los mecs es incierto, pero tal y como apunta Benford en la primera obra de la Saga, EN EL OCÉANO DE LA NOCHE, los mecs nacieron la primera vez que inteligencias orgánicas que habían creado máquinas con cierta capacidad de autorreproducción cayeron bajo el suicidio nuclear y les dejaron continuar su evolución libremente. A medida que los errores en los procesos de reproducción se sucedían, el equivalente a mutaciones, las máquinas llegaron a convertirse en auténticas inteligencias mecánicas. En la segunda novela de la saga, A TRAVÉS DEL MAR DE SOLES, se nos presenta un ejemplo en la forma de máquinas autorreplicantes que explotan un planeta cubierto de petróleo.

Dado que los mecs compiten por los mismos recursos que las inteligencias orgánicas, están condenadas a enfrentarse. Esta guerra, reflejada también por autores como Greg Bear o los españoles Javier Redal y Juan Miguel Aguilera, constituye la base de la segunda parte de la saga, constituida por GRAN RÍO DEL ESPACIO, MAREAS DE LUZ, ABISMO FRENÉTICO y NAVEGANTE DE LA LUMINOSA ETERNIDAD. En GRAN RÍO DEL ESPACIO Benford muestra una humanidad en retirada ante el avance imparable de los mecs, que buscan el control de las cercanías del centro de la galaxia para llevar a cabo sus planes.

© Jacobo Cruces Colado, (363 palabras) Créditos