Mars 96

Sonda espacial rusa diseñada para explorar el planeta Marte. En realidad era la octava (y última) de la serie Mars, pero fue denominada así debido a la fecha de su lanzamiento, en noviembre de 1996, desde el cosmódromo asiático de Baikonur, el cual había sido aplazado dos años antes por problemas financieros de la agonizante Unión Soviética.

La sonda Mars 96 contemplaba un ambicioso programa científico. Una vez llegada al Planeta Rojo en septiembre de 1997, tras diez meses de viaje, debería haber entrado en órbita en torno al planeta, lanzando poco después a la superficie del mismo dos pequeños módulos de aterrizaje, los cuales contaban a su vez con sendos módulos encargados de perforar el terreno con objeto de analizar sus propiedades físicas y químicas. Otras tareas encargadas a la sonda eran el estudio de la evolución de Marte así como la atmósfera y los campos de radiación del planeta. En total transportaba 24 instrumentos científicos distintos, parte de los cuales eran de diseño europeo.

Lamentablemente, un fallo en el lanzamiento del cohete portador Protón hizo que la sonda reentrara en las capas altas de la atmósfera quemándose a causa de la fricción del aire, cayendo algunos de sus restos en el Pacífico Sur. Dado que la Mars 96 portaba unas pequeñas baterías alimentadas con plutonio, el accidente llegó a provocar la alarma en el gobierno australiano ante la posibilidad de contaminación radiactiva en este país.

Años más tarde se rediseñó parte del instrumental científico de la Mars 96 para equipar a la sonda europea Mars Express, a la que en cierto modo se puede considerar heredera de la fallida misión rusa.

© José Carlos Canalda, (273 palabras) Créditos