Kraken

Diabólico pulpo gigante que se supone que habita en el Mar del Norte, frente a las costas de Noruega. De un tamaño descomunal, ni los cachalotes, que se alimentan de calamares gigantes pueden nada contra este fantástico animal, que tuvo una aparición estelar en la novela de Julio Verne 20.000 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO.

Letal en los tiempos de la navegación a vela, en los que las embarcaciones apenas podían nada contra la velocidad y maligna astucia de este ser, hoy día, en los tiempos de los rápidos navíos a motor, el Kraken no es una amenaza significativa, aunque la desaparición ocasional de alguna pequeña embarcación a vela, no deja dudas de su existencia.

El Kraken ha inspirado, en incluso bautizado, a una buena cantidad de criaturas interestelares, capaces de devorar de un bocado a enormes estatocolectoras sin inmutarse, como en la novela KRAKEN ACECHA, de John Wyndham. En los espaciopuertos, no es raro encontrarse con algún viejo tripulante que desgrana historias, inventadas o reales, es difícil saberlo, sobre seres inefables, y asegura que los fallos técnicos y humanos no son una explicación suficiente de todas las desapariciones de naves en tránsito.

Aunque no es estrictamente ciencia-ficción, la serie El Kraken de Jordi Bernet y E. Sánchez Abulí, aparecida en la mítica revista Metropol, es un ejemplo claro de esto.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(222 palabras) Créditos