Intensidad de campo gravitatorio
LA PAJA EN EL OJO DE DIOS

La intensidad de un campo gravitatorio en un punto del espacio se define como la fuerza ejercida sobre la unidad de masa al situarla en dicho punto. Si la fuerza ejercida sobre una masa m en un punto del campo es F, podemos afirmar que la intensidad g de dicho campo gravitatorio en ese punto vale:

>g = F / m

Por supuesto, tal campo ha sido creado por otra masa M, que no debe confundirse con la masa m que usamos para comprobar la existencia del campo.

Como la intensidad del campo gravitatorio tiene las dimensiones de la magnitud física aceleración, también se habla de aceleración de la gravedad. En la superficie de la tierra la intensidad del campo gravitatorio vale 9, 8 N/Kg, lo que equivale a decir 9, 8 m/s2.

La intensidad de campo gravitatorio en la superficie de un planeta es uno de los parámetros más habituales en tablas astronómicas. Por ejemplo, cuando se afirma que la gravedad es en la Luna 1/6 de g, se está haciendo referencia a que la intensidad del campo gravitatorio en la superficie de la Luna es 1/6 del valor antes expuesto, es decir, 1, 165 m/s2. Si por el contrario se habla de un hipotético planeta donde la gravedad superficial es 1, 68 g, significa que la intensidad del campo gravitatorio de tal planeta es considerablemente mayor que la de la Tierra.

Existe un punto importante relacionado con la aceleración de la gravedad y la intensidad de campo gravitatorio. En virtud del principio de equivalencia, someter un cuerpo a un campo gravitatorio de 1g tiene los mismos efectos que someter dicho cuerpo a una aceleración de 1g.

En muchas obras de ciencia-ficción se utiliza este hecho para proporcionar a las naves una seudogravedad, simplemente utilizando los propulsores de la nave para ejercer una fuerza que confiera a la nave y sus ocupantes una aceleración de 1 g. Este mismo efecto es conocido de cualquier conductor que pisa el acelerador a fondo: la fuerza ejercida por el motor le aplasta ligeramente contra el asiento. En obras como LA PAJA EN EL OJO DE DIOS, de Larry Niven y Jerry Pournelle, o LA GUERRA INTERMINABLE, de Joe Haldeman, las naves requieren aceleraciones de varios g para ejecutar maniobras de guerra. Esto tiene como consecuencia que los pobres pasajeros se vean sometidos a los mismos efectos que si visitasen un planeta con una gravedad mayor que la Tierra.

© Jacobo Cruces Colado,
(411 palabras) Créditos