Imán

Cuerpo capaz de crear un campo magnético. Los imanes pueden ser naturales, como la magnetita, un óxido de hierro (Fe3O4) o artificiales, creados ya se imanando un trozo de hierro sometiéndolo a un campo magnético creado por otro imán o por una corriente eléctrica.

Los imanes también pueden ser temporales, es decir, que pierden sus propiedades una vez que cesa la causa que provoca el magnetismo, o permanentes. Los imanes temporales están fabricados en hierro dulce (con un contenido muy bajo en carbono) mientras que los permanentes están fabricados en acero imanado (hierro con un alto contenido en carbono)