Ilirión
Samuel R. Delany

Bajo este nombre genérico se agrupan varios elementos cuyos pesos atómicos son superiores al 310, y que pertenecen a una isla de estabilidad donde no se dan los fenómenos de desintegración radioactiva.

Estos elementos fueron creados por Samuel R. Delany para su novela NOVA, y constituyen una fuente de energía de alto rendimiento para cualquier clase de maquinaria.

Unos gramos de ilirión son suficientes para activar los hornos necesarios para derretir el núcleo de una luna o para impulsar una nave estelar. La duración de una pila que contiene solo unos microgramos de material, utilizada en todo tipo de aparatos portátiles, se cifra en 50 años. El ilirión es enormemente escaso, y únicamente se encuentra en planetas y asteroides en cantidades de pocos gramos o kilógramos. Se calcula que la cantidad de ilirión en minas y en estado libre en todo el Universo no es superior a 9.000 kilógramos.

Sin embargo, en el núcleo de las estrellas que se convierten en nova es teóricamente posible conseguir varias toneladas de este apreciado material.

© Carlos Alberto Gómez Villafuerte,
(173 palabras) Créditos