Hombres-Dirdir

Humanos auxiliares de los Dirdir, han llegado a un algo grado de compenetración con ellos, hasta el punto de que los llamados Inmaculados se someten a cirugía plástica para imitar en lo posible la anatomía Dirdir, sobre todo en lo que concierne a sus complejas costumbres sexuales.

La selección durante generaciones ha conseguido que acaben por parecer auténticos Dirdir, altos, espigados, de largos miembros y tez pálida, apenas es posible diferenciarlos al primer golpe de vista.

Se estructuran en varias castas, desde los mencionados Inmaculados, que comparten todas las costumbres Dirdir, hasta las castas más bajas, poco consideradas tanto por los Dirdir como por los Inmaculados.

Según su cosmogonía, en el huevo originario coexistían dos yemas, de una, salieron los Dirdir, de la otra los Hombres-Dirdir.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(127 palabras) Créditos