Hombres-Chasch

Humanos que tras miles de años de selección cuidadosa por parte de los Chasch, han acabado por asemejarse físicamente a ellos. Para que la ilusión sea completa, llevan un tocado de forma puntiaguda para simular el cráneo de sus mentores.

Los Hombres-Chasch-Azules son mucho más robustos y activos que sus homólogos Hombres-Viejos-Chasch, en general delgados y macilentos. No se tienen noticias de Hombres-Chasch-Verdes.

Su relación con la raza extraterrestre es claramente subordinada y de apacible convivencia, encargándose de la mayor parte de los servicios públicos de las ciudades Chasch de Tschai; jardinería, limpieza, seguridad, etc.

Su cosmogonía particular los relaciona con los Chasch mediante la creencia de ser estados larvarios de los mismos. Cuando un Hombres-Chasch muere, es llevado a un recinto funerario donde, en una teatral ceremonia oficiada por sacerdotes Chasch, es simulada la salida de un pequeño Chasch del cráneo del difunto. No se tiene noticia de que esta practica también se lleve a cabo por los Hombres-Viejos-Chasch y los Viejos Chasch, pero no hay motivos para no suponer alguna variante de la misma.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(185 palabras) Créditos