Hierro

Elemento químico, uno de los metales más frecuentes en nuestra vida cotidiana. Salvo en algunas pequeñas muestras procedentes de meteoritos, el hierro no se presenta en la naturaleza en estado libre, ya que tiene mucha tendencia a reaccionar con el oxígeno y con otros elementos químicos. Por esta razón, se obtiene habitualmente en forma de óxidos o substancias derivadas de éstos (magnetita, oligisto, limonita), y también como sulfuro (pirita). España posee el mayor yacimiento mundial de pirita, el de Riotinto, explotado desde hace varios miles de años. Aunque el hierro es conocido desde la antigüedad, no fue sino hasta una época relativamente tardía cuando empezó a ser utilizado por las culturas antiguas, reemplazando al bronce utilizado hasta entonces y dando nombre a uno de los períodos históricos.

La importancia del hierro en la historia de la humanidad ha sido inmensa, puesto que hasta hace bien poco tiempo ha sido el elemento químico con mayores aplicaciones tecnológicas de todos los conocidos. Sin embargo, desde hace mucho el hierro no se utiliza en estado puro, sino mezclado con pequeñas cantidades de carbono o de otros metales, formando los distintos tipos de aceros, lo que le da dureza y resistencia a la corrosión. Aunque en la actualidad se utilizan ampliamente otros metales o aleaciones no férreas, no por ello ha dejado de tener su importancia el hierro en el conjunto de la industria de nuestra sociedad.

Sumamente abundante en la corteza terrestre, en la que se conocen numerosos yacimientos, el hierro es también muy frecuente en el espacio, siendo uno de los componentes de un tipo particular de meteoritos llamados siderolitos. Asimismo, se piensa que el núcleo de la Tierra está compuesto fundamentalmente por hierro y níquel.

Dentro de los procesos nucleares que tienen lugar en el seno de las estrellas, el hierro juega asimismo un papel fundamental. Cuando en la última etapa de la vida de las estrellas los fenómenos de fusión nuclear comienzan a sintetizar elementos químicos cada vez más pesados, el proceso continúa hasta que tiene lugar la aparición del hierro, que es el elemento más pesado que se puede obtener de esta manera. Por esta razón, los elementos químicos más pesados que el hierro (aproximadamente la mitad de todos los conocidos) se producen de forma completamente distinta, durante el breve período de tiempo en el que una estrella masiva explota en forma de supernova.

© José Carlos Canalda, (395 palabras)