Fusionista
Isaac Asimov

En la misma línea que los astrogradores, los fusionistas son navegantes especializados en calcular y controlar los procesos necesarios para efectuar los saltos hiperespaciales. Propuestos por Isaac Asimov en su relato COJA UNA CERILLA (1972), su labor consiste en establecer los delicados parámetros de funcionamiento de los motores hiperespaciales de fusión, para hacer la transición espacio-hiperespacio-espacio sin incidencias, llegando con toda exactitud al punto de destino.

Como en el caso de los astrogradores resulta poco creíble que unos cálculos tan precisos no los pueda realizar con solvencia la computadora de a bordo, pero Asimov elude el problema convirtiendo el salto hiperespacial en algo más parecido a un arte esotérico, y a los fusionistas en artistas dotados de un talento e intuición tan extraño como excepcional, lo que también implica un carácter neurótico, caprichoso, infantil, paranoico y en general bastante irritante.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(142 palabras) Créditos