Fáser

(En inglés phaser). Arma principal del universo de Star Trek. Su nombre, por analogía con láser, es un acrónimo formado por las iniciales de PHAsed Energy Rectification (Rectificación de Energía de Fase), ya que su funcionamiento se basa en la emisión de un haz continuo de energía en fase el cual, regulando su potencia, puede producir diferentes efectos, desde provocar la pérdida de sentido hasta desintegrar el blanco o fundir metales. Su fuente energética es un cristal de dilitio que contiene en su interior.

Los fáser en Star Trek han sufrido tantas modificaciones como las armas auténticas. Aunque existen diferentes variantes de este arma, la más habitual es el fáser de mano. Inicialmente, en la serie original (TOS), eran, básicamente, un cilindro con una empuñadura, muy similares por tanto a una pistola. Más tarde apareció un modelo de menor tamaño, muy pequeño y de formas más redondeadas. En las películas a este mismo arma se le incorporó posteriormente una empuñadura, lo que le suministraba más potencia, aunque también se desarrollaron un par de armas con la forma clásica de una pistola.

En la serie de La Nueva Generación el fáser se asemeja a un mando a distancia, aunque existen al menos en un par de modelos que varían en el ancho de la boca. También se utiliza aquí un fáser minúsculo, casi del tamaño de un encendedor plano, que puede llevarse en cualquier parte, aunque de menor potencia que el grande.

Este diseño en forma de mando, que se sujeta con la palma de la mano por debajo y se dispara con el pulgar, se mantiene a partir de entonces, aunque en Espacio Profundo 9 y Voyager, vuelven a cambiar el modelo, que toma un aspecto más rectangular, con aristas en lugar de superficies redondeadas.

Por último, están los rifles, vistos en Espacio Profundo 9 y Voyager y en las últimas películas, que son armas mucho más grandes y con más capacidad energética. De estos han aparecido dos modelos, como poco, sin contar el simpático horror de la serie original, de extraño aspecto.