Extinción de los dinosaurios

La enigmática y repentina extinción de los dinosaurios al final de la Era Secundaria siempre ha fascinado a la humanidad. A lo largo del tiempo se han postulado multitud de teorías, unas más verosímiles y otras menos, pero la que actualmente está más en boga afirma que se debió a una catástrofe de carácter planetario producida por la caída sobre la Tierra de un gran meteorito, o pequeño asteroide, que habría provocado un cambio de clima global acarreando la extinción de la mayor parte de los seres vivos entonces existentes en nuestro planeta, incluyendo la totalidad de los dinosaurios.

Algunos científicos creen haber localizado el lugar del impacto en la península del Yucatán, pero los efectos de la erosión durante tantos millones de años han borrado casi por completo los rastros del antiguo cráter. Uno de los argumentos más sólidos par apoyar esta teoría es la existencia de una fina capa, rica en iridio, separando los terrenos correspondientes al final de la Era Secundaria y el inicio de la Era Terciaria, es decir, justo la época en la que tuvo lugar esta extinción masiva. El iridio e un metal muy escaso en la Tierra pero bastante más abundante en el cinturón de asteroides, lo que indica que esta anómala superabundancia en un estrato tan fino de terreno podría estar provocada, precisamente, por la caída de un cuerpo cósmico de gran tamaño.

© José Carlos Canalda,
(231 palabras) Créditos