Etanol

También conocido como alcohol etílico, es el más común y conocido de todos los alcoholes. Su molécula está formada por dos átomos de carbono uno de los cuales está unido al grupo hidroxilo característico de los alcoholes, completándose con cinco hidrógenos. Es decir: CH3CH2OH.

El etanol es un líquido de aspecto similar al agua, pero bastante más volátil que ésta. Tiene un olor característico, y es altamente inflamable. Es el producto de la fermentación natural de los azúcares provocada por las levaduras, y la base de todas las bebidas alcohólicas (vino, cerveza, aguardientes...). Por esta razón su importancia económica, histórica y social es inmensa. El etanol posee también interés para la radioastronomía, ya que ha sido una de las primeras moléculas detectadas en el espacio interestelar. Se calcula que el contenido de etanol de la nube galáctica W3 bastaría para dar de beber abundantemente a toda la población de la Tierra hasta que el Sol se consuma.

Además de su consumo como bebida, el etanol cuenta con numerosas aplicaciones tales como su uso como desinfectante o, también, como disolvente de muchos compuestos orgánicos insolubles en agua.

© José Carlos Canalda,
(186 palabras) Créditos