Espín

Propiedad de las partículas elementales asimilable a una rotación sobre su eje. El espín de las partículas se mide dando un número adimensional, y puede ser un valor fraccionario (1/2), o un valor entero (1, 2...). Las partículas elementales se diferencian en dos grandes grupos según este valor del espín: fermiones, con un valor de espín fraccionario, y bosones con un valor del espín entero.

El espín de las partículas está relacionado en realidad con el campo magnético que éstas tengan. Así, si una partícula tiene espín cero significa que no posee campo magnético. Aunque resulte sorprendente, incluso las partículas que no poseen carga pueden poseer un espín distinto de cero, es decir, pueden poseer un campo magnético. El caso más emblemático es el del neutrón

Existe un principio de conservación del espín, según el cuál en cualquier proceso físico el espín total del sistema debe permanecer constante; para que nos entendamos, si dos partículas que rotan en sentidos opuestas se combinan, la partícula resultante no puede rotar; análogamente, si una partícula que rota en un sentido dado se descompone en otras tres, la suma de los espines de las tres partículas resultantes deben dar el mismo valor que al principio.

© Jacobo Cruces Colado,
(202 palabras) Créditos