Director´s cut
BLADE RUNNER

Término cinematográfico que significa literalmente corte del director, aunque la traducción correcta sería montaje del director.

Se trata de una versión de la película tal cual la concibió el director, con todo o gran parte del metraje previsto, y sin las ataduras comerciales de duración y argumento que las productoras, y en algunos casos las distribuidoras, imponen a las películas para su estreno.

Las característica más relevantes de estas versiones suelen ser su mayor duración, a causa de la incorporación de planos inéditos descartados inicialmente en el montaje original e, incluso en algunos casos, el cambio de sentido general del argumento.

Como casos más famosos dentro del cine de ciencia-ficción están las nuevas versiones de BLADE RUNNER o ALIENS (la inmediata secuela de ALIEN). Diferente fue el caso de la limpieza digital y añadido de imágenes en las nuevas versiones de LA GUERRA DE LAS GALAXIAS, EL IMPERIO CONTRAATACA y EL RETORNO DEL JEDI, ya que en aquella ocasión se trató más de una actualización y modernización de la trilogía, con vistas al estreno de nuevas entregas de la saga, que de la recuperación del espíritu original de las películas.

Evidentemente esta iniciativa puede estar motivada por simples intereses comerciales, como ocurrió en el caso del director-productor Steven Spielberg cuando modificó el final de su película ENCUENTROS EN LA TERCERA FASE, incrementando la cantidad de efectos especiales, y posteriomente con el reestreno de una nueva versión de E.T. en la que fueron cambiados algunos planos aprovechándo la ocasión, según se dice, para eliminar algunos detalles políticamente incorrectos conforme a la peculiar idiosincrasia imperante en los Estados Unidos. En cualquier caso las consecuencias son las mismas: Recuperar una película, que ya había agotado completamente su ciclo comercial, para conseguir que el espectador pague de nuevo por verla. La rentabilidad está así más que asegurada, siendo el coste del remozado muy inferior al de un rodaje nuevo.