Dilitio

Esta substancia de estructura cristalina, forma una parte muy importante del sistema de propulsión interestelar, así como de generación de energía, de las naves estelares en las sucesivas series de Star Trek.

Es el único material conocido que no reacciona con la antimateria cuando se somete a un campo electromagnético de alta frecuencia. El dilitio permite que la antimateria pase directamente a través de su estructura cristalina sin tocarla, y se emplea en la regulación y control de la reacción materia/antimateria que genera el flujo de plasma que se utiliza como fuente de energía en las naves estelares. Con el uso, la estructura cristalina se deteriora disminuyendo su efectividad, pero es posible recristalizarla exponiéndola a rayos gamma

El dilitio es un material muy escaso, y solo se encuentra en algunos planetas. Durante mucho tiempo se creyó que era imposible de replicar o fabricar sintéticamente, lo que llevó a una afanosa búsqueda de este material por toda la galaxia e incluso a enfrentamientos armados por su posesión. Las nuevas técnicas de síntesis y crecimiento de estructuras cristalinas desarrolladas con posterioridad, permitieron la obtención de cristales artificiales de pureza superior al dilitio natural.

Como curiosidad, en los primeros capítulos la serie original de los años 60, este cristal se llamó litio, pero al ser este un elemento real, fue rápidamente sustituido por el dilitio, lo que permitió a los sucesivos guionistas especular ampliamente sobre las propiedades físicas de dicho material.

© Carlos Alberto Gómez Villafuerte,
(239 palabras) Créditos