Digital

Un sistema es digital cuando cumple su función traduciendo a números el fenómeno que almacena, transmite o controla.

El ejemplo típico es el de los ordenadores modernos. Por sus características constructivas, sólo son capaces de almacenar números, y no todos los números, sólo unos y ceros, de modo que para conseguir introducir la información en los ordenadores y tratarla posteriormente, es necesario traducirla a números. Así, a la letra A se le asigna el valor 65, que todavía debe transformarse en 1000001 para que el ordenador lo pueda tratar. A este proceso se le llama digitalizar.

© Francisco José Súñer Iglesias,