Darwinismo
GATTACA

1.- Biología El Darwinismo es una teoría evolutiva propuesta a grandes rasgos por Charles Darwin (1809-1882).

Parte de dos observaciones básicas: la primera es que no todos los organismos, ya sean animales o plantas, llegan a desarrollarse hasta el período reproductivo y, además, reproducirse. La segunda observación constata que no todos individuos de una misma especie son iguales, sino que difieren en multitud de caracteres que los hacen identificables los unos de los otros. Además existen grupos de individuos dentro de una misma especie que difieren lo suficiente entre sí como para considerarse una subespecie, raza o variedad genética

Estos hechos significan que los individuos entrarán en competencia entre sí para sobrevivir y poder transmitir sus genes a su descendencia (un individuo puede morir de viejo, pero no cuenta en la evolución de su especie, si no procrea). Al conjunto de factores que producen esta evolución, Darwin lo denomino Selección natural, mientras que Herbert Spencer (1820-1903) lo denomino Supervivencia del más eficiente, término que, en biología, indica únicamente la mayor capacidad para dejar descendientes. Un ejemplo tomado de los insectos sería el mimetismo: aquellos insectos que se mimeticen mejor con el medioambiente, sobreviran mejor a los depredadores y tendrán más oportunidades de procrear. Lo mismo se podría decir de aquellas especies que basan el apareamiento en su vistosidad, los pavos reales, por ejemplo; así los machos más vistosos tendrían más posibilidades de encontrar una hembra con la que reproducirse.

Esta teoría postula que la selección natural no sólo conserva aquellos conjuntos genéticos más eficientes, sino la aparición de nuevas especies diferentes de la progenitora porque las especies hijas tienen un conjunto diferente de genes.

Este postulado la diferencia de la teoría de Lamarck que postula la herencia de los caracteres adquiridos por los padres y que el uso y el desuso de un órgano desarrolla o atrofia el mismo.

Darwin aportó numerosas pruebas de su teoría. Una de ellas es biogeográfica: especies que emigran a una isla diferente de la original, evolucionan dando un nuevo tipo de espécimen, bien por adaptación al nuevo medio, bien por mutación, bien porque se pierden genes debido a la consanguinidad. Otra prueba son los restos fósiles que aparecen en distintas partes del globo terráqueo y se corresponden a una misma especie, aún a pesar de estar muy alejados geográficamente. Otra prueba se corresponde con las similitudes anatómicas que aparecen en distintas especies. Las ballenas, mamíferos marinos, tienen aletas cómo los peces porque sus extremidades han evolucionado para adaptarse al mar. Por último, señalaremos las pruebas embriológicas: La formación del feto en distintas especies sigue unas reglas que permiten deducir la evolución de esas especies y, a veces un origen común.

La teoría de Darwin fue completada posteriormente por la aplicación de los descubrimientos de las leyes de Mendel y la genética de las poblaciones, ciencia esta última que estudia la evolución de una especie a partir de las diversas poblaciones que la componen. A esta nueva teoría se la denomina teoría sintética de la evolución o neodarwinismo.

El neodarwinismo fue elaborado por Dobzhanky, Mayr Simpson y J. Husley. Los fenómenos evolutivos se explican mediante los siguientes factores: mutaciones fortuitas, recombinación genética en el seno de la misma población y aislamiento genético.

No obstante y aunque pudiera parecer que la evolución actúa de forma continua, lo cierto es que actúa a saltos, apareciendo nuevas especies dónde antes no las había. Estos saltos pueden producirse por duplicación de cromosomas completos o uno de sus fragmentos. A este fenómeno se le denomina polipoidía y es muy común en vegetales


2.- Filosofía El darwinismo social es aquella teoría filosófico-política que parte de la idea de que el darwinismo podía ser asumido como una suerte de programa para mejorar la especie humana. Para ello bastaba conjugar métodos eugenésicos como la programación de los apareamientos entre los más dotados y, además, se podría actuar sobre los menos dotados.

Prueba de lo peligrosa de esta idea es que el nazismo transformó el concepto de selección biológica en un programa de exterminio de lo que ellos consideraban categorías anómalas (locos, homosexuales, marginados, judíos).

Igualmente falsa es la lectura social del darwinismo que equipara la selección natural al mecanismo de la competencia.

Hoy es una opinión generalizada que todas las interpretaciones políticas del darwinismo son falsas.


3.- Ciencia-Ficción La ciencia-ficción no ha sido ajena al darwinisno. Así Robert A. Heilein ha estudiado en LOS HIJOS DE MATUSALEN el efecto que podría provocar la eugenesia aplicada a aumentar la longevidad en individuos ya longevos de por sí. La idea es realizar apareamientos selectivos entre estos humanos para incrementar esa característica. No obstante y muy realísticamente, el experimento propuesto obtiene un aumento de seres deformes por acumulación de las distintas mutaciones heredadas de sus padres.

Dentro de la filmografía podemos mencionar a GATTACA, una profunda reflexión sobre la actuación que puede ejercerse sobre los menos dotados gracias a las modernas técnicas de ingeniería genética molecular, técnicas que han permitido, entre otras cosas, secuenciar numerosos genes e interpretar la acción del código genético. En GATTACA, la selección natural es sustituida por una selección dirigida por las autoridades para conseguir unos ciudadanos mejor dotados, discriminándose a aquellos ciudadanos que han sido engendrados sin los medios técnicos que el gobierno posee para la mejora de los futuros niños.

Es difícil trasladar a un argumento los postulados darwinistas, fundamentalmente porque su pleno desarrollo lleva cientos de miles de años, pero algunas obras lo han aprovechado, como el relato de Ray Bradbuy EL SONIDO DEL TRUENO, en el que unos viajeros espaciales descuidados alteran sutilmente la prehistoria conformando un presente muy distinto al que conocemos.