Cromo

Es un elemento metálico de color gris y muy quebradizo, que puede presentar un intenso brillo.

El cromo está presente en diversos catalizadores. En metalurgia, se utiliza fundamentalmente en la creación de aleaciones de hierro, níquel o cobalto. Añadiendo el cromo se consigue aumentar la dureza y la resistencia a la corrosión de la aleación. En los aceros inoxidables, constituye el 10% de la composición final, y junto con el molibdeno y el hierro, se emplea para la fabricación de aceros de alta calidad.

Debido a su dureza, aleado con el cobalto y wolframio se emplea para herramientas de corte rápido de metales. El baño de cromo proporciona un acabado brillante y resistente a la corrosión, y debido a ello se emplea en el acabado de piezas metálicas, llegando a ser el cromado de los vehículos todo un símbolo social.

Esta última característica es la que ha dado al cromo una especial relevancia en la ciencia-ficción, sobre todo en la space-opera clásica, en la que la imagen de naves cromadas y múltiples aparatos con el brillo característico de este metal era casi fundamental. El ciberpunk también se vio deslumbrado por ese brillo, siendo uno de los relatos básicos de este subgénero QUEMANDO CROMO, de William Gibson.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(208 palabras) Créditos