Cosmología

Ciencia que estudia el origen, la historia y la estructura del Universo

El nacimiento de la cosmología moderna puede situarse en 1700 con la hipótesis de que las estrellas de la Vía Láctea, pertenecen a un sistema estelar de forma discoidal, del cual el propio Sol forma parte; y que otros cuerpos nebulosos visibles con el telescopio son sistemas estelares similares a la Vía Láctea, pero muy lejanos.

Estas teorías, desarrolladas por astrónomos como Thomas Wright de Durham (1711-1786), Johann Lambert (1728-1777) y Emmanuel Kant (1742-1804), junto con las determinaciones de los paralajes estelares ampliaron enormemente los límites del Universo, que las cosmologías clásicas habían limitado al Sistema Solar

El astrónomo William Herschel (1738-1822) demostró, a través de cálculos estelares, que la hipótesis de los cosmólogos más importantes del siglo XVII eran correctas. Alrededor de un siglo después, en 1918, el astrónomo Harlow Sharpley calculó que el Sol no ocupa una posición central en la galaxia, sino periférica, y sólo a mediados del siglo XX se ha determinado que la Vía Láctea tiene forma de espiral.

Aplicando las ecuaciones de campo einstenianas, el físico Alexander Friedmann demostró que la materia del Universo debía encontrarse en un estado de expansión o de contracción. Pocos años después, en 1929, el astrónomo Edwin Hubble descubrió un fenómeno que algunos cosmológos interpretaron como una confirmación a la hipótesis de Friedmann. Midiendo los desplazamientos hacia el rojo de lejanas galaxias, debido al efecto Doppler, se dio cuenta de que éstos eran proporcionales a la distancia del objeto observado, de lo cual dedujo que las galaxias se alejan tanto más rápidamente cuanto mayor es su distancia. Hubble, además elaboró la teoría de los universos isla, cuestión importante porque fue la primera vez que se postuló la existencia de otras galaxias; hasta entonces, se pensaba (o muchos pensaban) que eran simples nebulosas (las llamaban nebulosas espirales) pertenecientes a nuestra propia galaxia.

Si la materia del Universo está en rápida expansión, en el pasado debía estar concentrada en un espacio muy restringido. De este tipo de consideraciones ha nacido la teoría del Big-Bang, que hoy representa la teoría del nacimiento y de la evolución del Universo más acreditada. Según ella, en una época que se sitúa entre hace 15 y 20 mil millones de años (tiempo calculado en base al porcentaje de expansión de las galaxias) tuvo lugar una gran explosión de energía, a partir de la cual la materia en formación y evolución fue lanzada en todas direcciones.

El descubrimiento de la llamada radiación de fondo, a 2, 7º Kelvin, que representaría la ceniza de la gran explosión primordial, es interpretada como una confirmación de este teoría, mientras ha sido prácticamente abandonada la teoría formulada en los años 40 por Fred Hoyle, llamada del Estado estacionario, según la cual el Universo siempre ha existido y siempre existirá.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(475 palabras) Créditos