Conjunción

Una conjunción es la alineación respecto al observador de dos o más astros.

Un planeta está en conjunción con una estrella cuando pasa delante de ésta. Se trata obviamente de un efecto de perspectiva, puesto que las estrellas están mucho más distantes que los planetas del sistema solar con respecto a la Tierra; sin embargo, el observador terrestre puede ver los dos cuerpos superpuestos.

Los planetas interiores (Mercurio y Venus), pueden estar en conjunción inferior cuando se encuentran entre el Sol y la Tierra, o en conjunción superior cuando se encuentran al otro lado del Sol con respecto a la Tierra. En cambio, los planetas exteriores (Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón), sólo pueden encontrarse, lógicamente, en conjunción superior.

Cuando Mercurio o Venus están alineados con el Sol y la Tierra, podemos verlos pasar como un pequeño punto negro sobre el disco del Sol. Este hecho se define como tránsito.

El ejemplo más claro de conjunción son los eclipses, en los que Sol, Luna y Tierra se alinean de modo que la Luna proyecta su sombra sobre la Tierra, ocultando el Sol, o la Tierra se interpone entre la Luna y el Sol, oscureciendo la luna con su sombra

© Francisco José Súñer Iglesias,
(201 palabras) Créditos