Ciberpunk

También llamado El Movimiento. Una de las más recientes ramas de la ciencia-ficción. Aunque se diera por desaparecido a mediados de los 90 su influencia en la moderna ciencia-ficción todavía es notoria. Se caracteriza por dos vertientes: la cyber, donde los implantes, la realidad virtual, la ingeniería genética y demás parafernalia de alta tecnología cobran su razón ser al servir como instrumento para potenciar las habilidades humanas; y la punk, reflejo de sociedades caóticas, donde la violencia urbana, la contaminación, la balcanización y el individualismo feroz entre otros aspectos muy poco fantásticos dibujan un futuro muy poco esperanzador. Posiblemente el reflejar sociedades, ambientes y situaciones que hoy en día ya no nos sorprenden le ayudó a trascender las fronteras de la propia ciencia-ficción y significó el abandono de la etiqueta por parte de sus autores.

El ciberpunk es un género que se basa fuertemente en una estética muy característica, sobre todo en sus comienzos. Es habitual encontrar en diferentes novelas o relatos los mismos elementos repetidos una y otra vez. El color negro, los cromados, luces de neón, ropas de cuero, gafas de espejo, etc, son algunos de esos elementos comunes. Fuera de la estética, otro de esos iconos del género es el ciberespacio.

El ciberpunk cuenta con algunas novelas emblemáticas. La más importante es sin duda NEUROMANTE, de William Gibson, que fue la primera novela de esta corriente y recibió el premio Hugo, el Nebula y el Philip K. Dick; el peso de NEUROMANTE hace que se la denomine en muchas ocasiones como La Novela ciberpunk, y Gibson se convirtió en uno de los escritores más representativos de esta tendencia escribiendo dos continuaciones bastante populares de NEUROMANTE, CONDE CERO y MONALISA ACELERADA. Algunos de los relatos más contundentes de Gibson han sido recogidos en la antología QUEMANDO CROMO, donde puede encontrarse por ejemplo JOHNY MNEMONIC, después llevado con desigual fortuna a la gran pantalla. Uno de los detalles más sorprendentes es que el propio Gibson reconoce su casi absoluta ignorancia de la informática que se erige en protagonista absoluta de sus novelas, y es fácil encontrar gran número de sorpresas chocantes en sus obras.

Bruce Sterling es otro de los pilares del ciberpunk con obras como ISLAS EN LA RED y FUEGO SAGRADO. Su ciberpunk no es seguramente tan espectacular como el de Gibson, pero su recopilación CRYSTAL EXPRESS está considerada también como una de las obras de referencia para todo aficionado que se precie. Sterling es el responsable de la más famosa y referencial antología ciberpunk, MIRRORSHADES, en la que figuran relatos de Gibson, Sterling, Pat Cadigan y Lewis Shiner entre otros. Hay más novelas de importancia claramente encuadrables dentro del ciberpunk, como la trilogía árabe de George Alec Effinger (CUANDO FALLA LA GRAVEDAD, UN FUEGO EN EL SOL y EL BESO DEL EXILIO), AMBIENTE, de Jack Womack, HARDWIRED, de Walter Jon Williams y la más reciente SNOW CRASH de Neal Stephenson.

Además de la ya mencionada JOHNY MNEMONIC existen varias películas que reflejan el ambiente y estética del ciberpunk, pero casi sin duda MATRIX es la que bebe más directamente de estas fuentes; basta con recordar el aspecto de sus protagonistas, Neo y Trinity.

© Manuel Díez Román, Andrés Berdasco Blanco, Jacobo Cruces Colado, (530 palabras)