Chestburster
LOS CHASCH

En la serie de películas Alien, el estado larvario de los alien (también conocido como el Revientapechos) Tiene el aspecto de un renacuajo de unos cincuenta centímetros de longitud

Para desarrollarse en sus primeros momentos los aliens necesitan buscar un huésped en el que depositar el embrión. De eso se encarga el facehugger. Una vez que éste ha cumplido su misión, el chestburster tiene un corto periodo de desarrollo en el que se forma y toma prestado una buena cantidad de material genético del huésped. Cuando ha alcanzado aproximadamente los cincuenta centímetros se abre paso hacia el exterior devorando al huésped de dentro afuera. A partir de entonces, busca lugares tranquilos y sombríos para terminar la metamorfosis que le convertirá en alien adulto.

Esta última es la parte más controvertida de toda la biología alien. Si al igual que muchos insectos (especialmente ciertas avispas) el chestburster permaneciera dentro del huésped alimentándose de él, el proceso hubiera tenido cierta lógica, pero no es así, el huésped queda casi intacto (aunque ciertamente, muerto) y no hay forma de averiguar como es posible que un ser de medio metro llegue a alcanzar los dos metros veinte y ciento cincuenta kilos en menos de veinticuatro horas sin una fuente clara de alimento.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(208 palabras) Créditos