Chasch
LOS CHASCH

Los Viejos Chasch Llegaron a Tschai unos cien mil años antes de que Adam Reith lo recorriera. Sin embargo, no fueron los primeros colonizadores extraterrestres del planeta. Antes que ellos los Shivvan, los Gjee, los Fesa y otros muchos pasaron por Tschai dejando únicamente, tras millones de años de dominio, ruinas polvorientas y algunos registros en los inmensos archivos de los Pnume

Diez mil años más tarde de la llegada al planeta de los Viejos Chasch, una segunda oleada, los Chasch Azules, procedentes de un planeta colonizado en tiempos remotos por antepasados comunes, desembarcaron en Tschai, entrando inmediatamente en conflicto con los Viejos Chasch por el dominio del planeta. Ambas razas recurrieron a los Chasch Verdes como tropas mercenarias, que también acabaron por establecerse en Tschai formando hordas nómadas en las estepas occidentales.

Los Viejos Chasch son de piel satinada y marfileña, sus escamas apenas están perfiladas y su aspecto es ciertamente grotesco, con apéndices que apenas recuerdan a piernas y brazos, ojos plateados cuya movilidad es independiente y aspecto general de gran artrópodo.

Los Chasch Azules son de aspecto recio, recubiertos de escamas azuladas y puntiagudas, los torsos en forma de cuña, están rematados por hombreras exoesqueletales de quitina, curvadas sobre un caparazón dorsal. El cráneo está coronado con una punta ósea, y la frente forma una especie de visera sobre los ojos, brillantes y metálicos, y unos complicados orificios nasales.

Los Chasch Verdes no son muy diferentes de los Azules, excepto en la coloración y su talla y fuerza, bastante superiores.

Algo común a todos los Chasch, además del odio que sienten por las demás variedades de su raza, es su muy particular sentido del humor. Cualquier individuo que sea capturado por ellos será sometido a las más estrambóticas pruebas sólo para su divertimento, y dependiendo del humor del momento de los Chasch y de la resistencia del individuo esas pruebas pueden llegar a ser mortales.

Como el resto de las razas extraterrestres de Tschai, han seleccionado a los humanos durante miles de años para que física y psicológicamente se asemejen a ellos; son los Hombres-Chasch

© Francisco José Súñer Iglesias,
(349 palabras) Créditos