Campo de fuerza

1.- Física Se define campo de fuerza como la región del espacio donde se manifiesta una fuerza. Abreviadamente, se conoce este concepto como campo. Cualquier campo de fuerzas tiene una causa creadora, lo que podríamos llamar un generador, cuya naturaleza condiciona el tipo de campo. Así, cualquier partícula dotada masa constituye la fuente de un campo gravitatorio, es decir, origina fuerzas de atracción gravitatoria. El campo se extenderá en todas direcciones de forma indefinida (teóricamente, hasta el infinito), decreciendo la intensidad de dicho campo (o lo que es lo mismo, la intensidad de la fuerza de la gravedad), en proporción al cuadrado de la distancia desde la fuente.

De igual forma, cualquier partícula dotada de carga eléctrica constituye la fuente de un campo electromagnético, que se extenderá en todas direcciones de forma indefinida. El físico escocés James Clerk Maxwell demostró en 1860 que en realidad las fuerzas eléctricas y las fuerzas magnéticas son distintas manifestaciones de un campo llamado electromagnético creado por una carga eléctrica; si la carga está estática, se observan únicamente las fuerzas descritas por la ley de Coulomb (de ahí el nombre de electrostática); si la carga creadora del campo se mueve, se generará además un campo magnético. Faraday fue el primero en observar experimentalmente que la corriente eléctrica (es decir, cargas en movimiento) creaban un campo magnético, y fue de hecho el introductor del concepto de campo.

Una misma fuente puede ser la causa creadora de más de un campo. Por ejemplo, el electrón es una partícula que posee tanto masa como carga. Por lo tanto, es una fuente tanto de un campo gravitatorio como de un campo electromagnético. Sin embargo, el campo electromagnético es muchos órdenes de magnitud mayor que el campo gravitatorio.

Los campos son además aditivos. Por ejemplo, cualquier masa dentro del Sistema Solar está inmersa en un campo gravitatorio resultante de la combinación de los campos gravitatorios del Sol, los planetas, y cualquier otro cuerpo que tenga masa. De la misma forma, un átomo genera un campo electromagnético que es el resultado de los campos individuales creados por los electrones y protones que lo forman.


2.- Ciencia-Ficción Escudo invisible generado artificialmente alrededor de objetos o personas que impide el paso de cualquier clase de radiación o materia.

Sin que esté claro cual fue su creador, son muchas las aplicaciones y obras que hacen uso de las propiedades casi mágicas de los campos de fuerza, tanto para proteger ciudades o naves espaciales, es el recurso defensivo por excelencia.

Campos de fuerza famosos son los de las naves de Star Trek. En los rimeros modelos de la serie original, nada los puede traspasar, ni en un sentido ni en otro, de modo que, en un alarde de coherencia interna, una nave que está atacando no se puede defender y viceversa, protegerse mediante el campo de fuerza impide cualquier clase de ofensiva. Otro punto a favor de la coherencia de estos escudos es el alto gasto de energía que supone su utilización, de modo que un ataque prolongado acaba por inutilizarlos.

Sin embargo, en los modelos evolucionados presentados en La Nueva Generación, lo que sucede es que se abren ventanas en el campo justo frente a los sistemas de armamento, es decir, la computadora maneja el campo, pero también maneja las armas, y además, sabe donde esta el objetivo. La secuencia es: apuntar las armas, abrir la ventana en el campo y disparar.

Hay otra forma de hacer esto. Los campos de fuerza dejan pasar determinadas frecuencias, en tanto que son casi totalmente opacas a las demás. Si las armas de la nave disparar en la frecuencia de los escudos, apenas se produce disminución de la energía cuando los atraviesan.

Esto se ve bien claro en Generaciones, cuando los Klingon averiguan la frecuencia de operación del escudo, ajustan sus armas para poder atravesarlo como si no existiera.

Otros campos de fuerza bien conocidos son los utilizados en la saga de Dune. Aunque se describen grandes campos de fuerza, capaces de proteger naves y ciudades, los más espectaculares son los campos de fuerza personales, capaces de parar cualquier tipo de proyectil, siempre y cuando su velocidad sea lo suficientemente elevada, siendo por el contrario muy vulnerables al ataque de un simple cuchillo manejado con calculada parsimonia, lo que convierte los combates cuerpo a cuerpo en un macabro ballet.

La explicación a este curioso fenómeno podía buscarse en La Saga de los Aznar. Aunque de forma estricta entra en la definición de escudo, el autoplaneta Rayo, que se rodea de una atomósfera compuesta por una capa de átomos de 160 Km de espesor, que sin ser muy densa, si es capaz de destruir por fricción cualquier objeto que se acerque a la suficiente velocidad.

En un relato de Asimov, titulado ¡NO DEFINITIVO! se habla de los campos de fuerza, e incluso se da una explicación científica. Es un campo de fuerza que protege y aísla lo que esta en su interior, pero tiene el problema de que no es estable, produce una deformación del espacio y acaba estallando si se hace muy intenso.

Se soluciona utilizando un campo con efecto estroboscopico de un periodo de varios millones de veces por segundo. El campo esta activo el tiempo suficiente para resultar eficaz, pero no lo bastante como para deformar el espacio y estallar.

Son muchos los nombres por los que se conocen los campos de fuerza; Campo Langston en LA PAJA EN EL OJO DE DIOS, de Larry Niven y Jerry Pournelle, escudos sigma, en La Saga del Exilio del Plioceno, de Julian May, Campos de Contención en HIPERION, de Dan Simmons, o deflectores en Star Wars, entre otros muchos.