Cabo Cañaveral
DE LA TIERRA A LA LUNA

Se trata de un estrecho cerro arenoso junto al océano Atlántico, en la costa de Florida. Comenzó su actividad como base de lanzamiento de cohetes en julio de 1950, con experimentos con misiles V-2 modificados. Es un lugar ideal porque los lanzamientos se realizaba en dirección Este, lo que permite seguir los lanzamientos con facilidad y además, en caso de fallo, los cohetes caen en el mar reduciéndose los daños al mínimo.

Además, y al estar en el trópico, facilita mucho los lanzamientos (sobre todo en órbitas ecuatoriales) en relación con bases situadas a latitudes más altas. De hecho, Julio Verne, en DE LA TIERRA A LA LUNA, sitúa el gran cañón de lanzamiento en Florida, argumentando precisamente que es la única zona de Estados Unidos situada por debajo del trópico de Cáncer.

El área está controlada en parte por la NASA, y en parte por la US Air Force, que organiza las misiones militares. En 1964 Cabo Cañaveral fue rebautizado como Cabo Kennedy, en honor al recientemente asesinado presidente John F. Kennedy. Sin embargo, y a causa de múltiples protestas, le fue restituido su antiguo nombre geográfico, quedando únicamente bautizada como Kennedy la base de lanzamiento.

El centro neurálgico es el llamado VAB, iniciales de Vehicle Assembly Building, una enorme estructura cúbica donde se ensamblaban los componentes del gigantesco Saturno V. Actualmente se llevan en él los trabajos de montaje de los Transbordadores Espaciales

Los vehículos lanzados desde Cabo Cañaveral vuelan en dirección Sur-Este, sobre el Atlántico, y son seguidos por decenas de estaciones tanto fijas como móviles, instaladas en barcos y aviones, que retransmiten sus observaciones al Johnson Space Center, en Houston, Texas que, el centro de control más importantes de las misiones espaciales americanas.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(289 palabras) Créditos