Buck Rogers
Buck Rogers

Cómic norteamericano, el primero a decir de los expertos que abordó el género de la todavía incipiente ciencia-ficción. Obra del guionista Phillip Francis Nowlan (que se inspiró en su propia novela ARMAGEDDON 2419 AD) y el dibujante Dick Calkins, piloto de aviación, su primer número fue publicado en agosto de 1928 en la revista AMAZING STORIES, manteniéndose hasta 1967. Rápidamente se hizo muy popular, surgiéndole pronto competidores como Flash Gordon. Ya en fecha tan temprana como1939 contó con una serie propia de televisión, con secuelas en 1953 y 1965, y con un largometraje en 1978 que dio origen a una serie. Asimismo, Buck Rogers ha servido de inspiración para videojuegos y juegos de rol.

El argumento del cómic tiene su origen en un suceso fantástico: Al explorar el interior de una mina, el protagonista Buck Rogers queda inconsciente despertando cinco siglos después, en un mundo completamente distinto al que conoció, y en el que vivirá intrépidas aventuras futuristas. En la película, por el contrario, se trata de un astronauta que queda accidentalmente hibernado en órbita, también durante quinientos años.

Según Rafa Marín, estudioso de los cómics norteamericanos, la estética y los guiones de Buck Rogers responden fielmente a la época en que se concibió, en los albores de la ciencia-ficción moderna, estando fuertemente influido por la obra de autores como H.G. Wells y la tecnología aeronáutica de principios del siglo XX así como por el art-déco, lo que le infunde una ingenuidad, visto desde la perspectiva de hoy día, que no tiene por menos que resultar simpática.

© José Carlos Canalda,
(261 palabras) Créditos