Bronce

Aleación metálica formada por cobre y estaño, aunque también puede llevar pequeñas cantidades de otros metales. El bronce es uno de los materiales más antiguos conocidos por la humanidad y sustituyó, hace ya varios miles de años, al cobre en multitud de usos, desde utensilios cotidianos hasta armas, dado que su mayor dureza le hacía más útil para estos cometidos. Tan importante fue el descubrimiento del bronce que determinó la aparición de un período histórico propio, la Edad del Bronce, que sustituyó a la Edad del Cobre siendo reemplazada a su vez por la Edad del Hierro. Algunas culturas históricas como las mesopotámicas, la egipcia o la griega, tuvieron sus inicios en plena Edad del Bronce, resultando significativo que epopeyas tales como la ILÍADA o la ODISEA se desarrollen en esta etapa histórica.

El posterior descubrimiento del hierro redujo las aplicaciones del bronce, pese a lo cual este material siguió utilizándose con profusión para fines tales como la escultura, la construcción de campanas (algo importante dentro del área cultural del catolicismo) o, con posterioridad a la invención de la pólvora, para la construcción de cañones y piezas de artillería, tarea esta última en la que fue finalmente relevado por el acero. El bronce es asimismo un símbolo social, y tras el oro y la plata está asociado al tercer lugar en una hipotética clasificación, tal como ocurre, por ejemplo, en los eventos deportivos.

Actualmente el bronce tiene relativamente pocas aplicaciones tecnológicas a excepción de todo lo relativo a las Bellas Artes, por lo que su importancia es hoy principalmente histórica.

© José Carlos Canalda,
(261 palabras) Créditos