Borg
Borgs

El vocablo Borg es posiblemente una contracción de ciborg, y hace referencia a una de las razas mas mortíferas del universo de Star Trek.

Aparecidos por vez primera en La Nueva Generación, y procedentes del cuadrante Delta, los Borg, son organismos biomecánicos, seres vivos de distintas razas con gran cantidad de implantes tecnológicos. Dichos implantes pueden realizarse a edad temprana, o bien mediante asimilación directa de seres adultos.

Los Borg se agrupan en lo que se denomina el Colectivo Borg. Dentro de dicho Colectivo no existen las individualidades. Todos los miembros son componentes de una unidad central. Cada componente individual carece de nombre, y es identificado por un numero. Por si solos no tienen mas valor que el de una pieza de recambio completamente prescindible.

Todos los miembros del Colectivo están unidos por conexiones subespaciales, de forma que se comportan como una unidad de multiproceso paralelo con miles de millones de unidades operativas.

El fin último de los Borg, es asimilar a todas las razas del universo, tanto biológica como tecnológicamente, con el fin de alcanzar un estado de lógica y eficiencia total.

La entrada de los Borg en el universo Trek supuso un radical cambio de perspectiva respecto a las razas habituales, mas cercanas a la idiosincrasia humana. Esta raza, que opera con la eficiencia de una maquina, con unos objetivos claros y predeterminados, y que no se detiene en consideraciones éticas ni morales de ningún tipo, al menos desde nuestra perspectiva, rompe completamente con los antiguos puntos de vista del creador de la serie

Las razones del terror producido por esta raza, hay que buscarlas en nuestros propios miedos a ser absorbidos, a ser considerados como una pieza mas dentro de una máquina, a la pérdida de nuestra individualidad, de nuestra consciencia, de nuestro yo. De lo que nos hace humanos en definitiva.

No obstante, y puesto que constituyen uno de los elementos mas amenazadores y terroríficos, los Borg, como todos nuestros miedos, ejercen un gran poder de fascinación y son uno de los mayores atractivos de las nuevas historias de Star Trek.

© Carlos Alberto Gómez Villafuerte,
(345 palabras) Créditos