Biochip

1.- Biología Serie de dispositivos electrónicos implantados en los seres vivos tales como los implantes cocleares (pequeños dispositivos que ayudan a recuperar la audición a los sordos), los implantes retinianos que ayudan a recobrar cierta cantidad de visión a los ciegos, los chips que sirven para controlar los temblores provocados por el Parkinson o más recientemente el implante de dos electrodos en el cerebro de ratas para controlar su comportamiento.


2.- Biología molecular Dispositivo de pequeño tamaño (chip) en el que se alcanza una elevada densidad de integración de un material biológico (bio) inmovilizado sobre una superficie sólida y que es empleado para la obtención de información biológica. Su nombre deriva por analogía con la elevada densidad de circuitos electrónicos presente en un chip microelectrónico. También se les conoce como microarrays o por nombres comerciales de las empresas que los suministran. Se usan no solo en aplicaciones genéticas, identificación de genes como en el proyecto genoma, sino también en toxicología, identificación de proteínas e investigaciones bioquímicas. Los biochips también pueden ser usados para detectar agentes químicos usados en la guerra biológica así como en las medidas defensivas que puedan ser tomadas.


3.- Informática Sustancia biológica usada para el desarrollo de nuevo hardware en procesos computacionales como las memorias basadas en conformaciones proteicas y la computación con ADN. Si bien el bioordenador o biochip supone un ahorro potencial importante en costes y tamaño aún está lejos de ser una realidad. La Agencia Japonesa de Planificación Económica, agencia pionera en este campo, no espera el primer biordenador antes del 2020.


EL JUEGO DE LOS VOR

4.- ciencia-ficción Los implantes neuronales son sin duda uno de los tópicos más exitosos de la ciencia-ficción, especialmente en las obras de la corriente ciberpunk. Estos implantes permiten cambiar de personalidad, controlar conocimientos que no se poseen sin ellos, potenciar el sistema nervioso con microprocesadores maravillosos... Incluso en novelas no fácilmente adheribles a esta corriente los implantes son una tecnología importante, como es el caso de los pilotos de salto de la Serie Vorkosigan de Lois McMaster Bujold, con el cerebro implementado para conducir naves a través de los agujeros de gusano o el personaje de Simon Illyan, jefe de una agencia de Inteligencia Militar con una memoria prodigiosa gracias a un biochip especial. El fenómeno ha sido incluido en obras de autores hard tales como Larry Niven quién en LOS INGENIEROS DEL MUNDO ANILLO describe a los cabletas como individuos que poseen un implante especialmente diseñado para conducir la electricidad a los centros del placer originándose así una nueva adicción que ha desplazado al resto de las conocidas.