Batman
Batman

Personaje de comic que apareció por primera en Detective Comics (D.C.) el 27 de mayo de 1939. A diferencia de otros superhéroes no posee superpoderes innatos o adquiridos sino que confía en un entrenamiento e inteligencia superiores y en el uso de la alta tecnología para mejorar artilugios ya existentes. Reside en la ciudad de Gotham y es el alter-ego del atractivo millonario Bruce Wayne quién decide convertirse en Batman y combatir el crimen después de tener que atestiguar por el asesinato de sus padres. Consciente de que los criminales son cobardes y supersticiosos, decide adoptar un traje acorde con el fin de inculcar el miedo a los criminales. El resultado es un traje que le hace parecer un murciélago. Fiel a su personaje, actúa siempre de noche. De ahí proviene el nombre de Batman.

Como se ha mencionado, otro de los sellos de la casa Batman es que se ayuda de la tecnología para perfeccionar inventos ya existentes como el coche (batmóvil), el avión (batplano), el helicóptero (batgiro) o la motocicleta (batciclo).

A lo largo de los años se le sumaron otros personajes. En 1940, se incorporó Robin (Dick Grayson), un socio en la lucha contra el crimen. Más tarde se unió a este dúo un mayordomo fiel, Alfred, cuyo nombre original era Beagle y más adelante Pennyworth. El trío Batman-Robin-Alfred fue una constante en las historias de este personaje durante más de veinte años a la que se le añadirían otros personajes menos permanentes como el comisario de policía James Gordon, Batwoman (Kathy Kane), Bat-Girl (Betty Kane), Bat-Mito, Bat-Hound (Ace), y el profesor Carter Nichols. Ocasionalmente Batman y Robin han colaborado con Superman.

A Batman no le han faltado villanos a los que combatir. Entre los más notorios están Joker, El Pingüino, Enigma, Harvey Dent Dos Caras y Catwoman con quién compartió en ocasiones intereses.

Cómo no, Batman ha pasado por el cine con al menos diez películas, la televisión, en series tanto animadas como de personajes reales, y los videojuegos, signo de su fama.

© José Joaquín Ramos de Fco.,
(344 palabras) Créditos