Ariane

Programa espacial iniciado por Europa en 1973 con el objetivo de dotarse de un lanzador que le permitiera un acceso independiente al espacio.

El desarrollo del lanzador Ariane se efectúa bajo la dirección de la Agencia Espacial Europea (ESA). El grupo francés Aérospatiale es el encargado del diseño y coordinación de las diferentes empresas europeas que participan en su construcción. La explotación comercial es gestionada por la sociedad Arianespace, y unas 40 compañías europeas están comprometidas en el desarrollo y construcción del lanzador. Los lanzamientos se efectúan desde el centro de Kourou, en la Guayana Francesa, que cuenta con varias rampas de lanzamiento.

Los lanzadores Ariane han tenido varias encarnaciones comenzando por el Ariane 1, del que se lanzaron 11 ejemplares con distinta suerte, era un cohete de tres etapas de 210 toneladas capaz de poner en órbita cargas cercanas a los 2. 000 kilos. El Ariane 2, era una versión mejorada, un poco más pesada (220 toneladas) y ya capaz de superar las dos toneladas de carga.

El Ariane 3 añadió veinte toneladas más a su masa y ya era capaz de elevar cargas de más de dos toneladas y media, y su estructura estaba pensada para ser capaz de transportar hasta dos satélites. El Ariane 4 aprovechó toda la experiencia anterior y se construyó en distintas versiones, dependiendo de la carga a transportar, que podía ir desde las 2, 1 toneladas del Ariane 40 hasta las casi cinco del Ariane 44L.

El Ariane 5 es un propulsor de concepción completamente nueva, que consta de un módulo impulsor común para todas las versiones, a la que se le pueden acoplar distintos elementos dependiendo de la misión y la carga a lanzar.

Los cohetes Ariane ha servido fundamentalmente para poner el órbita satélites científicos y comerciales, siendo los más fiables del mercado del transporte espacial.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(305 palabras) Créditos