Antihielo
ANTIHIELO

En la línea de la cavorita de Wells o la dedona de Enguídanos, el antihielo es un material fantástico aparecido en la ucronía del mismo nombre publicada por Stephen Baxter en 1993. El material creado por Baxter es un sólido cristalino amarillento, similar al hielo, pero estable únicamente a bajas temperaturas. Cuando la temperatura del antihielo se eleva lo suficiente, reacciona de inmediato con la materia normal liberando enormes cantidades de energía. Debido a ello, en la novela el antihielo es usado como una fuente de energía concentrada; mezclar antihielo y agua genera grandes cantidades de vapor, que se usa para mover máquinas y propulsar vehículos. El antihielo es por lo tanto un poderoso sustituto del carbón, y responsable de una segunda revolución industrial.

El antihielo presenta además una propiedad que es descrita como conductividad aumentada, en virtud de la cual en el seno del antihielo existen ciertas corrientes magnéticas que estabilizan el material. Dichas corrientes desaparecen al elevar la temperatura, en cuyo momento el antihielo se vuelve inestable y terriblemente peligroso. Las propiedades atribuidas por Baxter al antihielo parecen concordar claramente con algún tipo de antimateria estabilizada por algún fenómeno de superconductividad

© Jacobo Cruces Colado,
(193 palabras) Créditos