Aldrin, Edwin Eugene

Astronauta norteamericano nacido el 20 de enero de 1930 en la ciudad de Glen Ridge, estado de Nueva Jersey. Estudió en la Academia Militar de los Estados Unidos, donde se graduó en Ciencias en 1951. Durante los años 1961 y 1962 asistió al prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (M.I.T.), doctorándose en Ciencias.

En 1952 ingresó en las Fuerzas Armadas de su país como piloto, combatiendo en la guerra de Corea. Más tarde fue instructor en la base de Nellis, estado de Nevada, y también estuvo destinado en Alemania. Tras terminar sus estudios en el M.I.T., Aldrin fue asignado en 1963 al Centro de Naves Espaciales Tripuladas de Houston, Texas, y un año más tarde comenzó su carrera como astronauta.

Su experiencia espacial fue corta puesto que tan sólo participó en dos vuelos, recibiendo su bautismo espacial con el lanzamiento de la Gemini 12 (la última del proyecto) en compañía de James A. Lovell. La misión tuvo su inicio el 11 de noviembre de 1966, prolongándose durante cuatro días. Aldrin, copiloto de la misión, participó un paseo espacial de 5 horas y media, el más largo de los realizados hasta entonces.

Sin embargo su segunda y última misión le haría pasar a la historia, puesto que se trató del vuelo del Apolo 11, la primera misión tripulada que llevó al hombre a la Luna. Mientras su compañero Michael Collins quedaba en órbita alrededor de nuestro satélite, Aldrin y Armstrong, comandante de la misión, se convirtieron en los primeros humanos que ponían el pie en un astro distinto a la Tierra el día 20 de julio de 1969, siendo Aldrin el segundo en hacerlo tras su comandante.

Tras retornar sin novedad a la Tierra, Aldrin se reincorporó al servicio activo de las Fuerzas Aéreas norteamericanas en 1971 como comandante de la escuela de pilotos de la base Edwards, en California, retirándose un año más tarde con el grado de coronel a consecuencia de una grave depresión. A partir de entonces mantuvo su interés por los temas astronáuticos, desempeñando varios cargos y escribiendo dos libros sobre su experiencia lunar así como una novela de ciencia-ficción titulada ENCOUNTER WITH TIBER.

© José Carlos Canalda,
(361 palabras) Créditos