Aceites

1.- Bioquímica Sustancias del grupo de los lípidos cuya función es el almacenamiento de energía metabólica. Su composición es similar a la de las grasas, y al igual que ellos están formados por una molécula de glicerina unida a tres ácidos grasos. En este caso los ácidos grasos son insaturados, es decir, poseen uno o más dobles enlaces en su estructura. Por este motivo, la estructura de un aceite se empaqueta con menor facilidad que la de las grasas, lo que se traduce en que son normalmente líquidos a temperatura ambiente. Por otra parte, la presencia de dobles enlaces en la molécula es el origen de que los aceites se vuelvan rancios, un fenómeno debido a la oxidación de esas zonas de la molécula por el oxígeno del aire.

Al igual que las grasas, los aceites son uno de los principales depósitos de energía de un organismo, pero a diferencia de aquellas son predominantemente de origen vegetal, extrayéndose normalmente de las semillas o frutos de ciertas plantas. El hombre lleva milenios usando aceites como combustibles y alimentos. Las moléculas de aceite no tienen una composición definida. De hecho, y de forma similar a lo que ocurre con las grasas, los aceites de distintas fuentes se diferencian precisamente en los ácidos grasos que los componen.

Desde la antigüedad se han usado las grasas y los aceites para preparar jabón a través de un proceso llamado precisamente saponificación, que consiste en romper las uniones entre la glicerina y los ácidos grasos mediante una reacción química con hidróxidos alcalinos (habitualmente de sodio o potasio), liberándose la glicerina y las sales de los ácidos grasos, que es lo que conocemos como jabón.


2.- Ingeniería Recibe el nombre de aceites un grupo de lubricantes usados en todo tipo de componentes mecánicos. Aunque el nombre proviene de los aceites naturales, que se usaron inicialmente con este fin, hoy en día los aceites son de origen sintético y constituyen uno de los pilares más importantes de la industria petroquímica.

© José Carlos Canalda, Jacobo Cruces Colado
(332 palabras) Créditos