Absorción atmosférica

Las moléculas gaseosas que componen la atmósfera absorben gran parte de la radiación electromagnética procedente del Sol, las cuales por esta razón no llegan a la superficie de la Tierra. De hecho, la atmósfera es transparente tan sólo a la luz visible y a ciertas regiones del infrarrojo y de las ondas de radio, sieno opaca al resto de las frecuencias. Por esta razón, la astronomía que se puede realizar desde observatorios emplazados en nuestro planeta es la correspondiente a estas regiones, es decir, básicamente la astronomía visible y la radioastronomía. La investigación en otras zonas del espectro, tales como los rayos gamma, los rayos X, el ultravioleta y gran parte del infrarrojo, ha de realizarse mediante satélites artificiales que eviten la barrera de la atmósfera.

© José Carlos Canalda,
(126 palabras) Créditos