Aberración óptica

Debido a que el índice de refracción de la luz visible varía con su logitud de onda (es decir, con el color), las lentes y los espejos utilizados en los telescopios se comportan como un prisma descomponiendo la luz en sus diferentes componentes con la consiguiente pérdida de sensibilidad. La aberración cromática puede ser corregida mediante determinados sistemas ópticos de los que van provistos los telescopios.

© José Carlos Canalda,
(66 palabras) Créditos